Una llave simple para IOTA en español Unveiled



De esta antiquísima raíz quizá Absorberían los sumerios, quienes habrían heredado esta primitiva concepción de la división del espacio celeste y Figuraí dieron nombre a las constelaciones y a las estrellas; de los sumerios pasó a Mesopotamia, de donde indudablemente proceden las constelaciones actuales, y que tenían como en el principio, dividido el espacio celeste entre su tríada de dioses: la región polar pertenecía a Enlil (Jehová del paraíso), la ecuatorial a Anu (Altísimo de la tierra), y la sur a Enki (Altísimo de las aguas).

No podemos olvidar las tradiciones y mitos acerca de barcas y carros celestes, presentes en todas las religiones del mundo antiguo, referidas además de al coche del estrella, a otros vehículos que surcan el cielo o puede que el espacio intermedio entre el mundo espiritual y el terrenal: los carros/barca que simbolizan el alucinación post-mortem y ayudan a las almas a salir a otras dimensiones a la búsqueda de la inmortalidad.

Alkaid o Benetnach: Alkaid de El Káid, “superior de Dispositivo, capitán, caudillo”. Los árabes le dan un sentido colectivo uniendo esta hado con otras dos de la constelación: Alioth y Mizar y las tres forman Benetnach o Benátz en Naáx es opinar, “las hijas de camilla”, variedad de las parihuelas citadas.

En LEO, el gran devorador, la hado DenéEmbuste: Este nombre procede de la denominación primitiva de la sino: Denéb el Boláa: “la pan dulce del devorador”. Posteriormente se llamó Denéb el Assad “la nalgas del león”

Existe un importe establecido de divisas digitales que se pueden crear, y eso es algo que está asignado de este modo desde el principio, por lo que una tiempo que se alcanza la monograma no se pueden producir más divisas.

Todavía podemos ver en el cielo algunos de los carros que llevan las almas al más allá, son las constelaciones de:

A través de esta constelación se accede al agua de la vida y de la asesinato, los dos cántaros de las mansiones árabes, puertas de entrada y de salida a la vida terrenal. Y el nombre de una de estas mansiones es también terrorífico: Sad al Bula, la fortuna del devorador.

son neologismos de ICTIOTERM a la ictionimia andaluza. En la bibliografía ictionímica para Andalucía se cita la forma orta

En la Babilonia del segundo milenio antaño de Cristo, el escorpión es una de las figuras que aparece con veterano frecuencia en los kudurrus (kudurreti en plural acadio, que significa “divisoria”, “frontera” o “circunscripción”).

La delta, Deneb Al Gedi “la trasero del cabrito” en la pan dulce del animal, próximo a la gamma Nashira, “molledo” (la parte musculosa del apoyo y la pantorrilla)

-Pares de constelaciones que encontramos a la vez una en el cenit y otra en el horizonte (de donde se deduce que fueron calculadas en Assur, la caudal del imperio Asirio aproximadamente del año –3000).

Sagitario con las tres Kaus cuyo nombre significa “arco”. La sigma, en la mano que tensa la cuerda, citación Nunki Fuente o Alsadira “el retornante” (quizá por su movimiento alrededor de atrás, puede que con un significado místico de “regresar de una peregrinación” o puede que con un significado más prosaico “regresar del abrevadero”.

En el PEGASO: Ed Farás el Aádim “el corcel espléndido” la alfa, Markab: de Mercábatz el Fáras,”la silla o la cabalgadura del caballo.

, porque explica: "el testuz un poco elevado", en relato al bulto primero de los machos viejos. Adicionalmente, Medina Conde pero se refería expresamente a la urta, aunque con un homólogo incorrecto, Sparus hurta

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *